Salvar los océanos es salvarnos todos

Si en los tiempos de Hernán Cortés las botellas y envolturas de plástico hubieran existido, hoy, cinco siglos después, sus residuos desechados de forma irresponsable aún estarían en nuestros océanos, muy probablemente.

Esa es la magnitud del plástico, un material que hizo nuestras vidas más prácticas y que nos metió en el mundo del desechable, con consecuencias muy graves para nuestro medio ambiente, concretamente para nuestros océanos.

Hoy existen cinco islas de residuos formadas en su gran mayoría por plásticos, dos en el Pacífico —una de ellas más grande que la extensión de nuestro país—, dos en el Atlántico y una en el Índico.

Resultado de imagen para playas mexicanas llenas de plastico

La biodegradación del plástico puede tardar hasta mil años. En la actualidad, es cierto, hay polímeros que tardan mucho menos, pero aún siguen contaminando y afectando la vida de especies marinas, que quedan atrapadas o los confunden con alimentos.

El diagnóstico ya se tiene. Desafortunadamente no es alentador: 13 millones de toneladas de plástico que llegan cada año al mar. Es el momento de actuar, de hacer conciencia y de poner un freno al aterrador pronóstico de que en 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

La vida en la superficie terrestre depende directamente de los océanos y, tristemente, el 80 por ciento de los residuos plásticos proviene de la actividad humana en tierra. Lo que pareció una solución para librarse de ellos, mandarlos lejos, fue más bien, ponerle el pie a la vida terrestre, a la humanidad.

Resultado de imagen para playas mexicanas basura

Salvar los océanos, rescatar la vida marina, no será una tarea sencilla y no puede ser exclusiva de los ambientalistas. Urgen acciones masivas y eficaces de los Gobiernos, pero también de cada uno de nosotros como individuos.

Serán las pequeñas decisiones, como evitar usar un popote o cargar con una bolsa de tela para sustituir cinco o seis desechables, las que hagan el cambio. Mucho del plástico con el que convivimos diariamente, que sólo utilizamos una sola vez, debe ser sustituido y evitado.

La vida desechable tendrá que limitarse a momentos y acciones específicas. El reúso y reciclaje de los plásticos tiene que formar parte de nuestra cultura y de nuestro día a día. Se lo debemos a nuestros hijos y a las futuras generaciones. Salvemos los océanos y sé consciente de tu consumo así como del desecho de tu basura, enseña a los más pequeños valores de responsabilidad ambiental y de consumo.

Imagen relacionada

Acuario para investigación científica en SINALOA

Sinaloa contará con un acuario como recinto para la investigación científica. Se trata del Acuario Mar de Cortés, que forma parte del proyecto Parque Central que se construirá en el puerto de Mazatlán. El acuario contará con inversión del gobierno estatal y federal, a través de la Secretaría de Turismo (Sectur) y también con inversión privada.

Imagen relacionadaEl acuario se proyecta como uno de los 10 acuarios más grandes del mundo y fungirá como centro de investigación y de estudio de especies.

El vocero del proyecto Parque Central y miembro del Fideicomiso Mazatlán, Guillermo Zerecero Velo, informó que el acuario contará con alianzas con instituciones y centros de investigación internacionales, con programas y fondos para la conservación de la naturaleza.

“Para el proyecto del acuario hemos trabajado con tres compañías norteamericanas. Una es Acuario EHTD, la otra es TJP y Space House. Son las tres compañías con las que hemos estado trabajando durante un año y medio el proyecto del nuevo acuario. Hemos visto el tema de las especies, la identificación del programa de exhibición y los equipos de soporte de vida; a partir del diseño de la exhibición comenzaremos a ver también el tema del área de investigación”, explicó.

El acuario permanecerá abierto pero no para el turismo. En la Gaceta Parlamentaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Unión, se informa que el proyecto está etiquetado para una ampliación del Ramo 21 de la Secretaría de Turismo federal. Formará parte del Parque Central, y según informó recientemente el secretario de Turismo de Sinaloa, Marco Antonio García Castro, será un centro de investigación.

Contará con una capacidad para cinco millones de litros de agua, y un volumen de cinco mil metros cuadrados. En el proyecto participa el creador del Acuario Inbursa en Plaza Carso, de la Ciudad de México, Alejandro Nasta.

Zerecero Velo informó que el actual Acuario de Mazatlán tiene poco más de 30 años de vida y carece de capacidad económica para modernizarse o crecer.

“Es un atractivo muy demandado por los turistas, pero en muchas ocasiones no tiene espacios para satisfacer la demanda en las temporadas altas. Por eso decidimos hacer un acuario nuevo”, explicó.

Añadió que el próximo mes de abril, el gobierno estatal publicará la convocatoria para la inversión de Asociación Público Privada, y la obra comenzará en junio.

Las especies de estudio serán las relacionadas con el Mar de Cortés, reconocido como patrimonio de la humanidad por la Unesco, poniendo énfasis en lo que tiene que ver con la actividad sustentable relacionada con el noroeste del país.

“El proyecto del acuario lo estamos haciendo junto con el gobierno del estado de Sinaloa. Somos un grupo de ciudadanos, empresarios que identificamos las oportunidades de este proyecto para la ciudad desde hace cuatro años. Nos encargamos de hacer toda la investigación y los estudios necesarios para identificar si esto es bueno para la ciudad, para llevarlo después a nivel de proyecto ejecutivo”.

Según la página oficial de la Secretaría de Turismo de Sinaloa, el proyecto del nuevo acuario contará con una sala que reconocerá al oceanógrafo francés Jacques Cousteau. Será un centro de investigación científica de la vida marina a través de alianzas con fundaciones internacionales, instituciones educativas y otros centros de investigación que cuenten con programas y fondos para la conservación de la naturaleza.

“En reconocimiento al oceanógrafo francés, quien posicionó al golfo de California como El Acuario del Mundo”, reza el proyecto del Acuario Mar de Cortés.

Añade que esta concentración y generación de conocimiento tendrá en el acuario una herramienta de difusión por medio de exposiciones interactivas, videos y material gráfico.

El acuario albergará flora y fauna marina representativa de Sinaloa y contará también con otros ecosistemas marinos distintos al de México. Será construido en una base elevada de concreto sobre la laguna, tendrá paredes gruesas de concreto junto a tanques y peceras.
Fuente: Sectur noticias

Cómo evitar que los peces de agua dulce adquieran sabor desagradable

El desagradable olor fangoso y/o el olor a moho que ocasionalmente se encuentra en la carne de pescado (y en el agua para consumo humano) ha sido durante tiempo objeto de investigación, ya que puede provocar en el consumidor una mala impresión disminuyendo el valor del pescado de agua dulce.

Resultado de imagen para estanque fangoso pez
Los sabores y olores desagradables son generalmente de origen natural. Están causados por los metabolitos de diferentes microorganismos presentes en el agua. Dos compuestos químicos, el 2-metilisoborneol (MIB) y la geosmina (GSM), sintetizados en el agua principalmente por cianobacterias (como Anabaena, Oscillatoria y Microcystis sp.) y actinobacterias (Actinomycetes) (Streptomyces y Nocardia sp.), están fundamentalmente asociados con los problemas de sabor y olor. De todas maneras, otros microorganismos como bacilariófitos, clorófitos, crisófitos, dinoflagelados y hongos pueden, también, sintetizar estos compuestos.

Resultado de imagen para bacilariófitosResultado de imagen para clorófitos

Resultado de imagen para crisofitasResultado de imagen para dinoflagelados

Los peces captan MIB y GSM fundamentalmente a través de las branquias y, en menor medida, a través de la piel y mediante el consumo de organismos productores de sustancias de sabor desagradable.

Tras haber sido captadas, estas sustancias se acumulan en el tejido adiposo, llevando cierto tiempo su eliminación. A pesar de la posible degradación enzimática que sufren en el pez, el mal sabor provocado por estas sustancias puede persistir durante semanas, incluso cuando ya no son detectables en el agua. El sabor fangoso de la carne de pescado puede ser reducido manteniendo los peces en agua limpia o mediante su procesado. Se pueden usar algicidas en el agua o se pueden añadir especies filtradoras (como la tilapia o la carpa plateada).

Resultado de imagen para tilapia y carpa plateada

Resultado de imagen para carpa plateada

Los trabajos llevados a cabo en el instituto HAKI de Hungría se centraron en muestreos cuantitativos y cualitativos de las algas y actinobacterias antes mencionadas en diferentes estanques de peces y aguas naturales, y en el estudio de la producción de sustancias de sabor desagradable, su acumulación en la red trófica y su eliminación.

En los estanques experimentales estudiados, las actinobacterias estaban presentes en números significativos: desde 18-64×104 u.f.c/g (unidades formadoras de colonias por gramo) en el sedimento y desde 55-1700 u.f.c./ml en la columna de agua. Durante la fase inicial de los blooms algales de primavera se midieron las cinéticas de producción de MIB y GSM. En base a los resultados, es posible que estas sustancias fueran producidas en el sedimento. Así, según los resultados, parece que los invertebrados que viven o utilizan el fondo para reproducirse pueden acumular sustancialmente MIB y GSM y, de este modo, las estrategias alimentarias de los peces pueden jugar un papel importante en la captación de estas sustancias.

Resultado de imagen para tilapia y algas

FUENTE: zoe-tecnocampo.cl

Alertan virus de la tilapia en 6 estados

 

El pasado sábado 28 de julio se notificó que se continúa con la investigación del virus que ha puesto en jaque a 6 estados ya que las crías están infectadas por un virus que afecta ojos, cerebro e hígado de los organismos más jóvenes de la granja; éste virus no representa ningún riesgo para la salud humana.

Imagen relacionada

Sin embargo SENASICA exhortó a los productores a reportar inmediatamente a la autoridad sanitaria de cualquier sospecha de enfermedad o mortalidad elevada al teléfono 01800 751 21 00 las 24 horas del día los 365 días del año o a través del correo sive.dgsa@senasica.gob.mx, a fin de realizar investigación epidemiológica correspondiente, y en su caso aplicar oportunamente las medidas sanitarias para evitar pérdidas a la acuicultura nacional.

SAGARPA recomienda a los productores aplicar las Buenas Prácticas de Producción, que incluyen medidas como la limpieza y desinfección de los estanques; eliminación sanitaria de desechos; análisis de laboratorio para verificar las condiciones del agua, y el uso de productos regulados por la SAGARPA.

Resultado de imagen para senasica tilapia

Es necesario reforzar las medidas de bioseguridad en las granjas afectadas, lo cual implica realizar lavado y desinfección de todos los vehículos y medios de transporte que ingresen, prohibir la entrada a personas ajenas y que eviten movilizar organismos con sospecha de enfermedad, entre estanques y unidades de producción.

Se recomienda que el personal labore con indumentaria exclusiva par el desarrollo de su actividad y que el agua  resultante del recambio de estanques sea tratada, además deben de disponer de un manejo adecuado de basura, desechos organicos y de los peces; todo de acuerdo a protocolos establecidos por el SENASICA (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria)

Al término de la cosecha los productores deberán de limpiar, lavar y desinfectar instalaciones, equipo y materiales. Los estanques deberán estar vacíos para exponerse al sol un mínimo de dos semanas antes de iniciar un nuevo ciclo de producción.

FUENTE: EL UNIVERSAL